Viaje Misionero a El Salvador | Primer Día

Pastor Tom Gibson Misiones

A medida que comenzamos el viaje misionero a El Salvador, estamos tan agradecidos por las libertades que aún tenemos en Norteamérica de poder reunirnos con libertad sin que nos detengan o amenacen pandillas o terroristas en este momento. En el precioso país de El Salvador muchos arriesgan sus propias vidas y las de sus hijos a sólo asistir a un servicio en la iglesia o una reunión.

En nuestro primer día ministramos a aproximadamente 30 pastores y sus cónyuges, muchos fueron tocados y librados por la Palabra de Dios. El Espíritu cayó con palabras de conocimiento y sabiduría para muchos de los pastores y sus cónyuges. Palabras revelando pruebas y problemas en el pasado y el presente, y bendiciones y ayuda por venir. Dios dio a uno de estos pastores una palabra que estaba cansado de las pruebas y que estaba a punto de rendirse. Dios vino y literalmente lo levantó en lo natural y en lo espiritual tal como hizo con muchos otros. Muchos tenían lágrimas en los ojos y fueron alentados en Dios.

A terminar la reunión uno de los pastores vino y dijo que estaba fatigado y cansado a punto de renunciar. Las pandillas han amenazado y atacado a su congregación y a las jóvenes en su camino a la iglesia y aun estando en la iglesia. Una vez 30 pandilleros los atacaron y la mitad de la congregación dejó de asistir por miedo después de lo sucedido. El pastor estaba por darse por vencido porque era difícil seguir adelante teniendo presente que él u otros podrían morir o que otras cosas terribles les pasaran. Pero él dijo que después de esa reunión se sentía animado a pararse y dar su vida por Cristo y otros.

Yo lloré porque Dios nos usó para ayudar a muchos pastores y congregaciones así. Si eres llamado a misiones, puedes ayudarnos en muchas maneras.

1. Ir y servir y ser usado
2. Dar tu vida por el evangelio de Cristo
3. Aun si no tienes la habilidad de ir, pero quieres ayudar dando financieramente a ayudar a los que van.

Anhelamos sus oraciones a viajar a muchos países como este. Si no puedes acompañarnos, por favor únete a nosotros con tus oraciones y/o finanzas. Existen muchas oportunidades. Que estés bendecido.

Pastor Gibson